¿Tengo ansiedad?

24.10.2020

¿Qué es la ansiedad?

Se puede definir la ansiedad como una reacción que surge ante la percepción de una amenaza o peligro, ya sea real o ficticio, que desencadena una serie de respuestas fisiológicas, cognitivas y conductuales, para hacer frente a esta posible situación amenazante.

Es por tanto una respuesta adaptativa del ser humano al medio ambiente, que surge para salvaguardar nuestra integridad y garantizar nuestra supervivencia.

La ansiedad y el miedo son ambas emociones adaptativas del ser humano, pero hay una clara diferencia entre ellas. En el miedo podemos identificar un estimulo presente (puede ser real o imaginario), mientras que la ansiedad se produce como una anticipación de un posible peligro futuro. Ambas reacciones emocionales, el miedo y la ansiedad, tienen manifestaciones cognitivas, fisiológicas y motoras, siendo ambos mecanismos necesarios para adaptarnos y protegernos del entorno.

La ansiedad provoca una sensación de malestar importante. Es una emoción negativa y esto lleva a las personas a realizar una evitación continua de las situaciones que lo genera.

Esta respuesta que se produce, tanto a nivel fisiológico, cognitivo y conductual, no solo puede llegar a ser fuente de un gran malestar emocional. Incluso puede llegar a ser altamente incapacitarte, provocando grandes limitaciones en la vida diaria.

El tratamiento de la ansiedad supone no solo reducir o aliviar los síntomas, en Lua-Logopedia nuestros psicólogos analizan en profundidad las causas que han originado este problema e identifica que factores lo está manteniendo.

Síntomas de ansiedad más comunes

Si te sientes

Síntomas fisiológicos o síntomas físicos: Hiperventilación, sudoración, dificultad para respirar, sensación de ahogo, dificultad para hablar, sequedad en la boca, taquicardia, palpitaciones, enrojecerse, tensión y rigidez muscular, temblores, ganas inminentes de ir al baño, molestias estomacales, dolor de cabeza, mareos, vértigo, aparición de pequeños tics, etc.

Síntomas cognitivos: Dificultad o imposibilidad en la toma de decisiones, miedo, temor, preocupación, sensación de pérdida de control, imposibilidad para concentrarse, dificultades de atención, dudas, desconfianza de las propias capacidades, sensación de hacer el ridículo, baja autoestima, etc.

Síntomas conductuales: Movimientos o conductas repetitivas (mover la pierna, mano, rascarse, frotarse, etc.), hiperactividad, alteraciones en la alimentación (dejar de comer o comer en exceso), actuaciones de evitación de lo que provoca la ansiedad, fumar, lloros incontrolados, beber alcohol, hipersexualidad, tartamudeo al hablar, parálisis, etc.

Cuando no se recibe el tratamiento para la ansiedad adecuado, los síntomas de crisis de ansiedad a largo plazo pueden hacer que se desarrollen otros trastornos fisiológicos, como migraña, fatiga, cefalea, insomnio, disfunciones gastrointestinales y miccionales, disfunciones sexuales, contracturas musculares, ciclos irregulares en la menstruación, etc.

Tratamiento

El tratamiento ansiedad psicoterapéutico que realizamos, abarca, por tanto, los tres sistemas de respuesta que aparecen en la clínica de la ansiedad: los fisiológicos, cognitivos y conductuales.

Los tres sistemas interaccionan entre ellos y se interrelacionan entre sí, desencadenando un ciclo que se retroalimenta de forma continua, manteniéndose en el tiempo y que se puede llegar a cronificar, incapacitando a la persona.

Sufrir ansiedad y estrés es un motivo de consulta muy frecuente en atención primaria y es el problema de salud mental más prevalente. La mayoría de las veces se presenta con síntomas muy inespecíficos, que se pueden enmascarar somáticamente. En casi la mitad de los casos no es diagnosticada correctamente. No te quede con la duda consulta sin compromiso en Somos psicoterapia.